¿Son libertarios o se hacen? La interna que intentó romper el paro de la CGT

DOTA, la empresa que comanda unas 100 líneas en todo el área metropolitana, es la única que prestó servicios en medio del segundo paro general contra el gobierno de Javier Milei. ¿Quién es Miguel Bustinduy, el gremialista disidente que le garantiza el 50% del funcionamiento? El antecedente con Massa y el pasado en la empresa de Norberto Milei, el padre presidencial.

9 Mayo de 2024
El acatamiento del paro dictado por la CGT fue casi total
El acatamiento del paro dictado por la CGT fue casi total LQC

En medio de la segunda huelga de la CGT contra Milei, DOTA -la compañía que maneja 183 líneas de colectivos- brindó servicio durante toda la jornada. Miguel Bustinduy, enemigo del sindicalista que comanda la UTA (Unión Tranviarios Automotor)  -Roberto Fernández- aprovechó el paro para diferenciarse. Ángel Faijá, el empresario detrás de la empresa, fogonea la interna sindical y se frota las manos.

Podría tratarse de un guion libertario para favorecer a Milei, pero lo cierto es que a Faijá, oficialista de todos los gobiernos, lo que más le interesa es la esencialidad del servicio -establecida en el decreto 70/2023 y frenada en la Justicia- y los subsidios. De hecho, el comunicado emitido se ampara en uno de los artículos suspendidos, "la actividad del servicio público de transporte terrestre se encuentra declarada por parte del Estado Nacional como actividad de "importancia trascendental", encontrándonos obligados a cumplir con un CINCUENTA (50) por ciento de los servicios (artículo 97 del D.N.U. 70/2023)".

Con su política "amigable", la empresa pasó de concesionar la línea 28 a construir un oligopolio de casi 200 líneas de colectivos. Se valieron de subsidios, préstamos a baja tasa y todo tipo de instrumentos para tener acciones en la empresa brasileña Agrale -que produce y vende los colectivos- y la fábrica de carrocerías Todo Bus SA.

MI PAPÁ, EL DUEÑO DE LOS BONDIS
El relato oficial cuenta que Norberto Milei, el padre del presidente y dueño de la línea 21, tuvo que deshacerse del negocio extorsionado por el poder del monopolio DOTA. Sin embargo, los registros muestran que continuó vinculado a la empresa por muchos años más, e incluso ocupando puestos jerárquicos.

Milei padre, de 80 años, está retirado de la industria del transporte. Su hijo no lo recuerda de la mejor manera: "De chico había maltrato físico y estamos hablando de una persona de 1.90. No eran palizas normales. Después cuando estudiaba siempre fue muy despectivo para mi carrera". Lo contó Javier Gerardo en televisión. 

UN GREMIO A MEDIDA
Tras compartir 25 años la conducción de UTA con Roberto FernándezMiguel Bustinduy trató de disputar el gremio pero no lo consiguió. Incluso llegó a tomar la sede del sindicato en diciembre de 2019. Finalmente, Bustinduy migró a la UCRA -Unión de conductores de la República Argentina- el  gremio obtuvo la personería jurídica gracias a Patricia Bullrich en su faceta de ministra de trabajo en 2001. El gremio está hoy enrolado en CTA autónoma.

Devenida en ministra de Seguridad, hoy Bullrich buscó consustanciarse con la facción que rompió el paro de la CGT y tomar un colectivo. Un mensaje de apoyo que terminó mal. Bullrich no tenía saldo en su tarjeta SUBE e hizo  un triste papelón. No hay remate.

Rodeada de periodistas, Bullrich se quejó por "las mafias" y mencionó que arrojaron piedras y clavos miguelitos (a los que denominó "migueletes") para impedir la circulación de los colectivos de su empresa amiga. Y, en efecto, hubo algunos coches que fueron apedreados. 

Algunos coches fueron apedreados, y Bullrich utilizó este hecho para disparar contra "las mafias"
Algunos coches fueron apedreados, y Bullrich utilizó este hecho para disparar contra "las mafias"

DOTA y la UCRA protagonizaron el paro sorpresivo de julio del año pasado. Un Sergio Massa recién desembarcado en el ministerio de Economía los expuso: "Hay un señor Faijá y uno Zbikoski, al que le dicen 'el Amarillo', que pretenden tener de rehenes a los trabajadores para defender su rentabilidad" . Un lockout patronal respaldado por la UCRA para exigirle más subsidios al gobierno.