Pettovello metió el faltazo, Milei cumplió otro capricho y la Iglesia apuntó contra sus "privilegios"

El libertario se subió a un tanque y el arzobispo Jorge Ignacio García Cuerva lo criticó por la gran cantidad de pobres, indigentes, la falta de trabajo y el hambre en los más chicos que dejó como saldo su gobierno en siete meses. Mientras tanto, la ministra de Capital Humano se desentendió de todo y metió otro faltazo.

9 Julio de 2024
Los Simpson predijeron a Milei
Los Simpson predijeron a Milei

El presidente Javier Milei se olvidó que gracias a sus políticas de feroz ajuste los argentinos perdieron un 20% del poder adquisitivo real, que más del 55% de la población ya es pobre en el país y que la tasa de indigencia ronda casi el 18%, y desembolsó millones de dólares para protagonizar un ostentoso desfile militar que tuvo lugar al mediodía en la intersección de Avenida Libertador y Austria, en el marco de la serie de actividades por el 208° aniversario del Día de la Independencia. 

Pero quien no ignoró estos datos fue el arzobispo Jorge Ignacio García Cuerva, quien llevó adelante el Tedéum que se realiza todos los años por el 9 de Julio en la Catedral Metropolitana de Buenos Aires y que contó con la presencia del libertario, de la vicepresidenta Victoria Villarruel, el jefe de Gobierno de la Ciudad, Jorge Macri, y la vicejefa porteña, Clara Muzzio. De los ministros que conforman el gabinete nacional estuvieron presentes: Mario Russo (Salud), Diana Mondino (Relaciones Exteriores), Luis Petri (Defensa), Patricia Bullrich (Seguridad), Federico Sturzenegger (Desregulación del Estado) y  Mariano Cúneo Libarona (Justicia).

El religioso comenzó su discurso haciendo referencia a los "hermanos paralizados hace años en su esperanza" y los que están "atravesados por el hambre la soledad". "Una justicia largamente esperada tantos argentinos tendidos, sobre una manta en el frío de las veredas de las grandes ciudades del país, postrados a consecuencia de la falta de solidaridad y el egoísmo. En definitiva, tenemos una Argentina que nos duele hace mucho, que se dice independiente hace 208 años pero que aún hoy sufre las cadenas de diversas esclavitudes, que no nos dejan caminar como pueblo hacia un desarrollo pleno y una mejor calidad de vida para todos", sostuvo.

EL Estado gastó millones en el desfile militar, pero "no hay plata" y coso
EL Estado gastó millones en el desfile militar, pero "no hay plata" y coso

Casi de inmediato, el arzobispo García Cuerva resaltó la falta de conciencia social del gobierno respecto a las dificultades que enfrentan los argentinos e hizo un llamado a la unidad y a no dejarse llevar por intereses mezquinos y el deseo de poder. "A muchos les falta el termómetro social de saber lo que viven los argentinos de a pie. Señor Jesús, muchos argentinos están haciendo un esfuerzo enorme, un esfuerzo que conmueve, un esfuerzo esperanzador", dijo.

Y rezó: "No permitas que lo cascoteemos con intereses mezquinos, con la voracidad del poder por el poder mismo, con conductas reprochables que sólo demuestran que a muchos les falta el termómetro social de saber lo que viven los argentinos de a pie. No hipotequemos el futuro". También criticó la situación de pobreza infantil en el país, mencionando que seis de cada diez niños son pobres y muchos sufren de hambre, falta de educación adecuada y exclusión social.

García Cuerva también abogó por una libertad vivida en solidaridad y libre de prejuicios, odio y corrupción. Resaltó la disparidad entre los dirigentes ricos y la población trabajadora empobrecida, y subrayó la importancia de enfrentar la corrupción y los privilegios. "Demasiadas cosas ya hicimos mal en el pasado del que nadie se hace cargo, aunque el resultado es que en Argentina seis de cada diez chicos son pobres; niños con hambre revolviendo basura o chicos no escolarizados", advirtió,

La casta toma café mientras el pueblo muere de frío
La casta toma café mientras el pueblo muere de frío

Luego de remarcar que hay chicos "con una instrucción demasiado básica, no pudiendo leer de corrido o interpretar un texto", pidió que "vivamos la libertad de la mano del prójimo independizado de todo prejuicio del otro por pensar distinto, independizado del odio que nos enferma y carcoma desde las entrañas, independizados de la corrupción del ventajismo de los privilegios de algunos a costa de la indigencia de muchos". 

Finalmente, el arzobispo García Cuerva utilizó la historia de la Casa de Tucumán como metáfora para instar a Milei a promover la inclusión y asegurar que todos los argentinos tengan acceso a un trabajo y una vida digna. "No está bien cuando tenemos dirigentes muy ricos y un pueblo trabajador muy pobre. Aquella casa histórica es modelo para la Nación de hoy. Que entren todos, que nadie quede afuera, que todos se sienten en la mesa de la dignidad, que todos tengan un trabajo digno", cerró.

La ministra de Capital Humano está desaparecida
La ministra de Capital Humano está desaparecida

El discurso se enmarcó en un contexto de reclamos de la Iglesia por los comedores populares, debido a la controversia por alimentos almacenados en depósitos del ministerio de Capital Humano y que no fueron distribuidos. Incluso, la ministra de Capital Humano, Sandra Pettovello, se hizo la desentendida y no asistió Tedéum ni al caprichoso desfile militar debido a la cantidad de denuncias por negligencia y corrupción que recaen sobre su cartera. El presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, Oscar Ojea, había advertido sobre situaciones de confusión y violencia, y enfatizado la necesidad de no desperdiciar comida.

El desfile inició a las 11 con el despliegue de las Fuerzas Aéreas, donde se sucedieron más de 62 aeronaves por el cielo de la ciudad. Luego, delegaciones de ex combatientes de Malvinas marcharon ante la mirada atenta de Milei, un férreo defensor de Margaret Thatcher, quien  se ganó el apodo de Dama de Hierro tras la guerra por ordenar el uso de la fuerza en Malvinas y dio la orden de hundir al crucero General Belgrano. Lo curioso fue que un grupo de soldados interrumpieron su camino para acercarle algunos regalos al mandatario y a la vice que aplaudían desde el palco central, lo que generó furiosas críticas en las redes sociales. 

Tras saludar con efusividad, los ex combatientes entregaron banderas, que fueron desplegadas sobre la baranda del corralito presidencial, gorros y una carta. Las bandas de las distintas fuerzas de seguridad musicalizaron las tres horas del desfile. Sobre el final de la actividad, el mandatario descendió del palco en compañía de su vicepresidenta y le cumplieron uno más de sus caprichos: se subió a un tanque TAM2C amarillo -modernizados por orden del ministro de Defensa, Luis Petri- y se retrató en control mientras los presenten vitoreaban su nombre. Hay que destacar que ese transporte militar de combate estaba "tuneado" para la ocasión.

Milei se subió al tanque con su vice negacionista
Milei se subió al tanque con su vice negacionista

La idea de desplegar un mega desfile que destaque a las Fuerzas Armadas sobrevolaba en la administración libertaria desde el 10 de diciembre, pero por distintos motivos debió ser postergando. Su organización conlleva un acercamiento a las Fuerzas de Seguridad y un desembolso, claro está, de alrededor de 4.000.000.000 de pesos.