Milei, más que nunca, de Conan a Onan (reloaded)

Otra vez, la pornografía en boca de Milei, que volvió a metaforizar ideas con autosatisfacción. Esta vez, con nostalgia, del papel a la virtual. Ya lo dijo Luca: el tiempo pasa y nos vamos poniendo tecnos. Hasta para la masturbación.

23 Mayo de 2024
MILEI LUNA PARK
MILEI LUNA PARK X

"Cuando leí el modelo de Debreu, tiene una belleza matemática super inspiradora. Casi que lo disfruté más que mi primera Playboy", dijo entre risas y aplausos de los libertarios presentes el presidente de la Nación en su rol de entertainer sobre el escenario del Luna Park. Y, otra vez (y van mil) vuelve a comparar aspectos de su vida con el sexo. Una idea que sobrevuela todos los aspectos de su vida. Al menos su vida pública porque todos conocemos el refrán: "Dime de qué te jactas y te diré de qué careces". 

Antes había mostrado una faceta "académica" al brindar una de sus clásicas charlas en las que abundan los datos difíciles de chequear y autores del siglo XIX. En ese océano de palabras las barbaridades del presidente se destacan más. Esta vez Milei recordó su primera revista Playboy casi al borde del lagrimón". 

Las expresiones del presidente se inscriben en un largo historial de metáforas sexuales. Milei tiene la idea fifa. Su archivo guarda incluso chistes sobre  delitos sexuales tipificados en el código penal. En esa mente habitan la zoofilia, el voyeurismo, la pedofilia, el fisting y hasta las aberrantes violaciones. Javier Milei tiene muy claras las categorías del porno (y también tiene los patos bastante desalineados) y no se sabe cuán claras tiene las perversiones. Pero a todas las emplea para metaforizar sus charlas.  

LOS ANTECEDENTES

Entrevistado por  Diego Moranzoni, el exboxeador Gonzalo "Patón" Basile reveló otra de las aficiones del "Peluca", la pornografía online. Cambió de dispositivo. Ayer el papel, hoy lo virtual. El "Patón" contó que, en noches de tedio y aburrimiento, el presidente recorría distintas páginas de sexo explícito. De allí seleccionaba su material favorito y luego lo compartía en cadenas de whatsapp. En ese sentido, el presidente es colectivista: porno para todos. 

Como prueba de que sus dichos son ciertos, Basile le enseñó sus sus chats con el presidente y confesó que tuvo que pedirle por favor que dejara de enviarle ese tipo de videos, porque su teléfono estaba al alcance de sus hijos, que podían chocar de frente con alguna escena sexual gore. El púgil detalló que los mensajes llegaban cada madrugada: "De 5 a 7, todos los días. Al otro día, de nuevo. Cuatro o cinco, a las cuatro de la mañana"  y que tuvo que suplicarle que deje de hacerlo "No, compañero, no pongas más esto, que tengo nenes chiquitos", Milei le respondió que "son cadenas". Como supieron cantar Las Pelotas: "Para con la papa".  

Es sabido que el libertario aprovecha las noches para "distraerse en las redes". Sus horarios de "retweets" y "likeos" lo muestran como un activo usuario nocturno. Sin embargo se desconocía esta faceta onanista compulsiva del mandatario. 

En octubre, Milei se había burlado de los consumidores de material erótico. Por entonces lanzó una polémica y chicanera frase: "Mientras que ellos miran a la señorita por internet, yo estoy en el medio de sus sábanas". La metáfora cobra autoreferencialidad y fue en respuesta por  las críticas que recibió luego de su alianza con Patricia Bullrich.

Cuando aún no soñaba con la banda presidencial Milei visitó el programa "PH: Podemos Hablar (Telefe)" y reveló que es profesor de sexo tántrico y  que lo que le atrae de esta práctica es poder disfrutar de la actividad sexual aún más que del orgasmo. Además resaltó que él es considerado un compañero sexual excelente en esta práctica, ya que no eyacula con facilidad: "A mí me dicen Vaca Mala", reveló.  

Tal fue el revuelo por estas confesiones que su por entonces pareja, la cantante Daniela (su primera relación estable en más de 50 años de vida) le compuso una canción alusiva para exaltar sus dotes de amante. La llamó "Bomba tántrica", y el propio Javo la bailó en cuanto programa vespertino pudo.  

Ahora se conoce otra faceta íntima de Milei, la del pornógrafo compulsivo que gusta de compartir videos sexuales en grupos de whatsapp y luego se emociona cuando esos recuerdos vuelven a su mente. Una vida que oscila entre Conan y Onan.