Juan Ameri, intento de suicidio y drama: la nueva vida del "diputeta"

El ex diputado por Salta se hizo conocido por un incidente doméstico durante una sesión virtual y fue expulsado de la Cámara. Juró llegar hasta la Corte Interamericana de Derechos Humanos para que revisen su caso. Cómo vive hoy.

8 Julio de 2024
Juan Ameri
Juan Ameri

"Este cuerpo considera al diputado Ameri suspendido y habrá dictamen de la comisión", expresó contundente y bastante molesto Sergio Massa -que presidía la Cámara de Diputados- por una conducta indecorosa Juan Ameri, más conocido como "el Diputeta", representante salteño. 

Para los poco memoriosos, Ameri fue el diputado que, mientras debatía con el cuerpo de Diputados (el "Fondo de Garantía de Sustentabilidad del sistema jubilatorio y la refinanciación de la deuda de las provincia con la ANSES") a través de Zoom, por la pandemia de coronavirus, besó en un pecho a su compañera, que no tenía corpiño. La situación se hizo rápidamente viral y el diputado fue echado de su cargo casi inmediatamente. 

Juan Ameri
Juan Ameri

"En estos meses hemos convivido con situaciones donde algún diputado se quedaba dormido o se tapaba mientras estaba en su casa, pero hoy hemos vivido una situación que supera las reglas de convivencia y de normal funcionamiento de esta casa", había expresado el ex candidato presidencial por el Frente de Todos. 

La denuncia que hace estallar todo la interpone el abogado Fernando Miguez cuando, el 25 de septiembre de 2020 lo denunció ante General en lo Penal, Contravencional y de Faltas de la Ciudad de Buenos Aires.

Casi cuatro años después, el juez federal Ariel Lijo dictó sentencia por exhibiciones obscenas y lo condenó a cumplir un mes y medio de prisión por el delito de perturbación al ejercicio de funciones públicas. 

En esa oportunidad, Ameri se lamentaba por la situación y contó la versión de los hechos según su óptica: "Estaba sesionando, se cayó internet, justo mi pareja salió del baño y le pregunté cómo le quedaron las prótesis, se hizo hace diez días una operación de implantes mamarios. 'Mirá, quedaron bien, qué sé yo, pero mirá, esta no bajó, y mirá las cicatrices'", contó. 

El momento del horror
El momento del horror

Ameri también se lamentó por lo que siguió: "¿Te puedo dar un beso?, le digo, y le di un beso en la teta, eso es todo, no es más que eso, es una situación que tiene que ver con la vida privada de las personas, estaba convencido de que no tenía internet, y cuando volvió internet me reconectó automáticamente", explicaba avergonzado el ex diputado. 

La vida después de besar tetas 

 Ameri dejó los trajes elegantes y la investidura de Diputado para convertirse en un laburante más en su negocio de venta de pollos y sus derivado en el barrio Sitra de Ingeniero Budge.

En una corta pero contundente entrevista que brindó para La Nación, Ameri contó cómo pasa sus días después del episodio que lo sumió en las más profundas de las incomodidades: "Estoy trabajando en un negocio familiar, una productora avícola, vendemos alimentos derivados de pollo, supremas, huevos...", dijo y siguió: "Trabajo todo el día, desde las ocho de la mañana hasta el mediodía. Ahí salgo para almorzar, me acuesto y duermo una hora... y a las cuatro me levanto y vuelvo a abrir el negocio hasta las ocho y media". 

Juan Ameri
Juan Ameri

Ameri no pretende dejarse vencer por la justicia que lo condenó por el episodio de los tiernos pero desubicados besos a su compañera de militancia y de vida: "Aunque la condena haya sido ínfima, voy a apelar hasta la Corte Suprema y la Corte Interamericana de Derechos Humanos, voy a ir hasta el final", dijo contundente.

Aunque todo el país haya bromeando sobre la situación, para Ameri no tuvo ninguna gracia. De hecho contó haber estado en una de las situaciones más oscuras de su vida: "Debo haber pensado 100 maneras de distintas de suicidarme", dijo y refirió a la importancia de las redes de apoyo para cuando se suceden situaciones extremas: "Si no lo hice no fue por cobarde o falta de voluntad, fue porque durante seis meses se instalaron en mi casa compañeros que no me dejaron solo en ningún momento, a ellos les debo la vida", dijo amorosamente. 

Juan Ameri cuando todavía era Diputado
Juan Ameri cuando todavía era Diputado

Ameri jura y perjura nunca dejar de hacer política. En ese sentido, dejó fijada su posicionamiento político en el actual contexto de gestión de La Libertad Avanza: "Si vivís en la provincia de Buenos Aires no hay forma que no te guste Axel (Kicillof)". Además, consideró: "Mi familia siempre se dedicó al comercio y siempre los hemos abierto con gobiernos peronistas y nos hemos fundido con gobiernos liberales". 

En cuanto a la futura carrera política de Juan Ameri, se visualizó como una persona idónea para seguir en esa arena: "Creo que alguien como yo puede ser más útil en la formación política de los jóvenes y adultos... ¡eso le hace falta a este país! Porque han llegado tipos como (Mauricio) Macri o tipos que hablan ¡con sus perros muertos!".

Temas relacionados Javier Milei Juan Ameri Sergio Massa