Haz lo que yo digo y no lo que yo hago: Karina apunta a incorporar la Secretaría de Cultura para fines propagandísticos

La secretaría de Presidencia piensa en la campaña Legislativa de 2025. La red de instituciones culturales ofrece una plataforma visible y atractiva para la campaña electoral del año que viene. Se espera que el cambio se concrete en los próximos diez días.

8 Julio de 2024
Javier, su papada y Karina Milei
Javier, su papada y Karina Milei

Mientras que la figura de Sandra Pettovello se resiente dentro de la estructura del Gobierno libertario a causa de las denuncias por negligencia y corrupción dentro del Ministerio de Capital Humano -de hecho, lo único que la sostiene es su ferviente amistad con el presidente Javier Milei-, todo lo contrario le ocurre a Karina Milei, quien ya piensa en la campaña Legislativa de 2025 y desea incorporar la Secretaría de Cultura a su área de gestión en su cada vez más grande Secretaría de Presidencia. La finalidad del pase, que se espera se concrete en unos 10 días, no es por el especial interés que le genera lo cultural a la hermana de Milei, sino para fines propagandísticos.

Javier y Karina Milei
Javier y Karina Milei

Si bien el Presidente jura y perjura ser un amante de la cultura, en especial de la ópera - o al menos, esa que la excusa que metió para justificar las largas visitas de sus periodistas amigos en la Quinta de Olivos, donde iban a cenar y ver óperas en el cine de la residencia presidencial-, lo cierto es que el economista nunca hizo una declaración a favor de la importancia de tener políticas culturales dentro de su gobierno, sino todo lo contrario: siempre denunció el uso político que le daban los gobiernos anteriores, a los que acusó de beneficiar a amigos, y de usar la cultura para impartir ideología. 

Ahora que está al frente del Ejecutivo, no dudó en aplicar su motosierra en este sector. Ni bien aplicó las facultades delegadas que le da el DNU 70/2023 en diciembre para no pagar las horas extra de los sueldos estatales, se generó un conflicto ante el anuncio de los museos nacionales, del cierre de sus actividades durante los fines de semana. Rápidamente tuvo que dar marcha atrás para evitar el papelón. La verdad es que a raíz de las políticas brutales de ajuste de Milei, muchas actividades se sostuvieron por el esfuerzo de sus trabajadores. Por ejemplo, el ex Centro Cultural Kirchner -que oficialmente ahora se llama Palacio de la Libertad- pasó por meses durísimos.

Sin ir más lejos, muchos de sus trabajadores no cobraron sus sueldos hasta marzo, incluso trabajaron sin tener contrato efectivo. Por falta de presupuesto, el  Palacio de la Libertad tuvo que permanecer  cerrado al público durante enero y parte de febrero, y Valeria Ambrosio, su nueva directora, declaró que se acabó la programación militante.
Pero la repostera amante del tarot no quiere dejar de lado el potencial de la cultura en pos de la campaña Legislativa de 2025. Fuentes allegadas a la empoderada hermana presidencial, aseguran que "Karina Milei quiere que Cultura pase a su área; sería en unos 10 días". 

Sandra Pettovello
Sandra Pettovello

Recordemos que las reformas que la famosa Ley Bases de Milei busca implementar a toda costa conlleva un drástico ajuste al sector cultural que abarca desde el cierre del Instituto Nacional del Teatro (INT) y del Fondo Nacional de las Artes (FNA); al desfinanciamiento del INCAA, el Instituto Nacional de la Música (Inamu) y la Comisión Nacional de Bibliotecas Populares (Conabip), lo que llevó a varios artistas a pronunciarse al respecto. Entre ellos se destacaron los reclamos de, por ejemplo, Mirtha Legrand y Ricardo Darín, por el ámbito nacional, y Pedro Almodóvar y Viggo Mortensen como figuras internacionales.

El reconocido protagonista de El Señor de los Anillos criticó duramente a Milei al repasar la actualidad cultural de la Argentina durante una entrevista con una radio española y lo definió como "un payaso y muñeco de la derecha". "Los medios conservadores españoles van a decir que es un genio, que está levantando la economía... Es un desastre para las artes y el cine, pero también para la gente de a pie, la gente normal, lo que se dice del interior, fuera de la provincia de Buenos aires", había destacado. De esta manera, la batalla cultural contra el comunismo, la Secretaría de Cultura, a cargo de Leonardo Cifelli, quedó relegada en cuanto a peso político y simbólico. 

Sólo se conocen públicamente los brutales recortes en el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales debido a que las figuras del ambiente artístico denuncian el eventual fin del cine nacional. Pero Cifelli tiene que resolver los problemas urgentes de caja chica debido a que, al igual que sus pares en muchos cargos del gobierno, no tiene firma. Si Cultura pasa a la órbita de la ex pastelera, se agilizaría la gestión de las instituciones. Pero el objetivo del traspaso no es agilizar las decisiones en Cultura, ni tampoco aliviar la extrema cantidad de tareas que debe llevar a cabo la ministra de Capital Humano.

La hermana de Milei considera que Cultura es un terreno propicio para el armado nacional de La Libertad Avanza, tarea a la que se encuentra avocada a tiempo completo, consiguiendo personerías en todo el país para las Legislativas de 2025, y así no depender de alianzas molestas con aliados indeseables. Karina y Cifelli se conocieron a comienzos de 2023. Fue ella quien lo propuso para el cargo. Él integra el grupo de chat "Karinos", donde también está, por ejemplo, Sebastián Pareja, armador del mileísmo en la provincia de Buenos Aires. 

Karina Milei y Sandra Pettovello
Karina Milei y Sandra Pettovello

Si bien Cultura es un lugar delicado porque el uso partidario se hace muy notorio, también ofrece mucha visibilidad por la cantidad de eventos que genera, y que podrían dar brillo a la campaña. También, controlar el sector personalmente, le permitiría a la hermana presidencial evitar conflictos que dejen al gobierno libertario mal parado, como sucedió cuando Federico Sturzenegger, flamante ministro de Desregulación y Transformación del Estado, pidió el cierre del Fondo Nacional de las Artes y el gobierno tuvo que retroceder con la medida ante el papelón que significaba.