El baile de Milei fue morboso: cuatro de cada diez trabajadores pasó de clase media a pobre

En los últimos seis meses, el ingreso promedio de los trabajadores cayó un 14% y se perdieron 404.000 fuentes de trabajo.

5 Julio de 2024
Clase media
Clase media

Pasó sólo un mes desde que Javier Milei disertó en el Instituto Hoover de la Universidad de Stanford en California. Por aquel entonces, el presidente libertario todavía podía jactarse de la desaceleración inflacionaria en la Argentina, aunque ya comenzaba a sentirse con fuerza el impacto del ajuste en los trabajadores.

Atento a las críticas por el incremento de la pobreza en el país y la dificultad incluso de los sectores medios para sostener el consumo de alimentos, Milei desestimó por completo la problemática y sentenció sin sonrojarese: "¿Ustedes se creen que la gente es tan idiota que no va a poder decidir? Va a llegar un momento donde la gente se va a morir de hambre y de alguna manera va a decidir algo para no morirse"".

No necesito que alguien intervenga para resolverme la externalidad del consumo, porque alguien lo va a resolver"

Pero ni Luis "Toto" Caputo, ni la mano invisible del mercado, ni la aprobación de la Ley Bases en el Congreso le resolvieron al "Jamoncito" el problema de la externalidad del consumo. ¿De qué habla este señor? Básicamente del brusco descenso en la compra fundamentalmente de alimentos en la Argentina, producto de la brutal devaluación que llevó adelante en el mes de diciembre y de la consecuente licuación de los salarios.

Al alarmante informe del INDEC que señaló que la tasa de desocupación alcanzó el 7.7% en el primer trimestre del 2024 -dos puntos más del último trimestre del Gobierno de Alberto Fernández-, ahora se le suma un reporte de la Universidad de Buenos Aires que refleja la precarización a la que fueron sometidos los argentinos que todavía conservan sus trabajos.

Según la investigación del Centro RA de la Facultad de CIencias Económicas de la UBA, al menos el 35% de los trabajadores son considerados pobres por el magro nivel de sus ingresos y la fuerte suba en todos los precios, producto de la "liberación del mercado" que tanto celebró el Gobierno libertario. Además, el reporte advierte que subió un 31.4% la desocupación entre el cuarto trimestre del 2023 y los primeros tres meses de la administración de los Milei.

  • En la argentina hay, al menos, 1.088.000 personas sin trabajo

"A fines del 2023 ya teníamos un 34.9 de ocupados bajo la línea de la pobreza y este indicador se mentiene en alza debido al aumento de la canasta básica total. Es por esta razón que estamos frente a un récord creciente de personas que tienen trabajo, pero son probles ya que sus ingresos familiares no alcanzan a cubrir una canasta de bienes y servicios básicos", señala el informe.

  • En los últimos seis meses, el ingreso promedio de los trabajadores cayó un 14%

Un dato que permite comprender la compleja situación laboral en el país de las fuerzas del cielo es que el nivel de empleo está en niveles similares al momento de la salida de la pandemia -tercer trimestre del 2021-, después de casi dos años de reducción forzada de la actividad económica por motivos sanitarios.

  • Desde la asunción de Milei, 404.000 personas perdieron su trabajo: casi la totalidad de la población de la provincia de Catamarca (429.556 habitantes, según el último censo).

El impacto de la suspensión de la obra pública también se sintió con fuerza. Y es que el sector de la construcción concentró el 42.7 de los empleos perdidos desde la asunción de Milei. En segundo lugar quedaron los rubros de comercio y servicios financieros e inmobiliarios, ambos vinculados de forma directa con la capacidad de compra de la clase media.