Efecto motosierra: para los libertarios, los discapacitados también son casta

El gobierno dejó trascender que trabaja en el borrador de un decreto para desregular el Sistema Único de Prestaciones para las personas con discapacidad. De publicarse el DNU, sería un desastre para miles de familias. Marchas en todo el país y un pedido desesperado para que se declare la emergencia. Mientras tanto, Cerimedo pisa fuerte en la ANDIS

29 Mayo de 2024
Hubo marchas en todo el país para reclamar que no se recorte más al sector
Hubo marchas en todo el país para reclamar que no se recorte más al sector LQC

Los vientos de cambio libertario golpean con fuerza a las personas con discapacidad. La desregulación implementada en el sector de la salud mediante el DNU 70/2023 dejó desprotegidas a los pacientes y a sus familias en una relación asimétrica con las obras sociales y las empresas de medicina prepaga. Ahora, aunque parezca mentira, podría sumarse otro nocaut: el gobierno busca  la desregularización de los aranceles para todos los financiadores del Sistema de Prestaciones Básicas, que actualmente son determinados de forma única por medio de un nomenclador sujeto a la Ley 24.901. 

discapacidad 1
 

La iniciativa se inscribe en la narrativa neoliberal que promueve la libertad de contratación. El Estado se corre en beneficio de los privados, en este caso los proveedores de salud. Puede ser una obra social, o una prepaga que podrá decidir cuánto le paga a un prestador ya sea médico, un terapista o cualquier dispositivo de apoyo. 

Los referentes del sector aseguran que, de avanzar la medida, condicionará la oferta de las obras sociales, sobre todo en provincias donde de por sí ya hay pocos profesionales y donde más se dificulta el acceso a los tratamientos. La brecha entre quienes pueden pagar y quienes no se profundiza aún más. 

El ataque se suma a los  despidos en la Agencia Nacional de Discapacidad y el cierre de Centros de Referencia en todo el país. En febrero, 135 empleados de la ANDIS fueron desvinculados en el marco de la ola de despidos a trabajadores estatales impulsada por el Gobierno. A fines de marzo otros 163, ya son 298 los empleados desvinculados.

Natalia Basil, a cargo de la Agencia Nacional de Discapacidad y editora de La Derecha Diario
Natalia Basil, a cargo de la Agencia Nacional de Discapacidad y editora de La Derecha Diario

Quien dirige la ANDIS y digita los despidos es Natalia Basil, quien en su currículum ostenta el cargo de editora, CEO y fundadora de La Derecha Diario, un medio de comunicación que propagandiza las ideas libertarias. Según su cuenta de Linkedin, Basil es ingeniera química recibida de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) e hizo un posgrado en gestión de empresas de agua y saneamiento en la Universidad de Tres de Febrero. El dato más fuerte: es persona del riñón de Fernando Cerimedo, el estratega digital de LLA. 

LA MOTOSIERRA AVANZA

El  gobierno continúa inmerso en una política económica  reduccionista abocada únicamente a mostrar un superávit fiscal ficticio que se logra a costa de reducir todas las partidas excepto el pago de intereses de deuda pública. Según el Centro de economía política Argentina (CEPA) en materia de Salud se observan fuertes caídas, comenzando por la Superintendencia de Servicios de Salud (-42%) y el SEDRONAR (-38%). Asimismo, la Agencia Nacional de Discapacidad sufre un recorte en su ejecución de casi el 13%. Mientras que un conjunto de Hospitales Nacionales sufre caídas de entre el 7% y 24%. Se suman a los recortes el Instituto Malbrán y la ANMAT, agencia reguladora de los medicamentos, del 17% y 14% respectivamente. Después de haberse manifestado a a favor de la venta de órganos durante la campaña, solamente un organismo sensible obtiene incrementos en su ejecución. Se trata del INCUCAl, organismo rector de las donaciones y trasplantes de órganos en la Argentina, que incrementa su ejecución en un 17%.

recortes salud
Los recortes en salud alcanzan a hospitales y organismos del estado. 

El análisis de ejecución presupuestaria muestra que la situación general de la Administración Pública Nacional mantiene una fuerte reducción de su ejecución presupuestaria. La motosierra en algunos casos está llevando a la paralización de programas de alto impacto en términos sociales, y de salud de la población. Incluso en un escenario fuertemente recesivo, tampoco se están ejecutando programas de ayuda social, y de estímulo al desarrollo productivo.  Muestra de esto es la obstinación del Gobierno por no entregar alimentos ni medicamentos oncológicos. La insensibilidad no tiene límites.

Temas relacionados ajuste Discapacidad motosierra