Arrastrados, pero no tanto: después del Pacto de Mayo algunos gobernadores ya se retobaron

No va ser todo color de rosas para los hermanitos Javier y Karina Milei. Tras la demorada y friolenta firma en Tucumán, algunos mandatarios provinciales comenzaron a plantear bandera. Con timidez, como para marcar alguito de territorio, Torres, Llaryora y Sáenz buscan despegar del circo libertario.

11 Julio de 2024
El pacto de Mayo se firmó dentro de la Sala de la Jura de la Casa Histórica
El pacto de Mayo se firmó dentro de la Sala de la Jura de la Casa Histórica

Bronca, mucha bronca en el aire dejó la firma del Pacto de Mayo por parte de Karina Milei, hermana del presidente que hace las veces de Secretaria de la Presidencia de su gestión. La trifulca se dio cuando los gobernadores de las provincias se desayunaron con que la hermana presidencial-además de mandarles las invitaciones- firmó el pacto como si fuera una gobernadora más. 

Los gobernadores se quejaron de todo: del frío tucumano, de quienes no fueron vestidos de negro como indicaba el dresscode y ahora se quejaron también de que Javier Milei -una vez más- le habilita a Karina a ser parte del gobierno como por ejemplo que ejerza el rol de llevar adelante las reuniones de Gabinete, tarea que debería tomar Guillermo Francos, el más dialoguista de los ministros de las Fuerzas del Cielo.

Algunos de los gobernadores están incómodos por la presencia de Karina Milei
Algunos de los gobernadores están incómodos por la presencia de Karina Milei

De hecho, Karina tiene más poder que la mismísima vicepresidenta, Victoria Villarruel que tuvo una "gripecita" de último momento y pegó el faltazo a la gran parafernalia que se armó en el Salón de la Jura la Casa Histórica, una gripe que fue curada mágicamente a la mañana siguiente, cuando se mostró rozagante en el Tedeum y el desfile militar. 

Fueron 18 los gobernadores que asistieron a la ceremonia de la muerte de Argentina desde la recuperación de la democracia en el '83. La Argentina que ahora nace tiene menos justicia social, más dependencia con los grupos económicos estadounidenses y una dirigencia política que clava puñales tras puñales.

Victoria Villarruel
Victoria Villarruel

Tal es así que solo 48 horas más tarde de haber firmado los 10 puntos del Pacto de Mayo, algunos gobernadores empezaron a decir que su asistencia fue "simbólica" pero "no mucho más". Es que Francos canjeó la firma del pacto por obras de infraestructura que estaban paralizadas; algunos como Ricardo Quintela (La Rioja) aceptaron las obras pero no cedió ante la presión de poner el gancho... otros como el gobernador peronista Gerardo Zamora de Santiago del Estero, entregaron su firma por algunas obras para la provincia. 

Hubo otros como Ignacio "Nacho" Torres, de Chubut; Martín Llaryora, de Córdoba y Gustavo Sáenz, de Salta que dijeron directamente que la firma del pacto no implica que "estén de acuerdo" en todo y al parecer le harán frente a la maquinaria regalista del Estado que pretende construir Milei. 

Ignacio "Nacho" Torres
Ignacio "Nacho" Torres

¿Hasta qué punto estarán dispuestos a tranzar los gobernadores? La respuesta no es clara pero se avizoran algunos conflictos. Torres, que fue maltratado por los libertarios cuando se paró de manos por el tema de la coparticipación en la Patagonia, expresó campante: "Yo creo que simbólicamente fue muy importante que hayamos podido plantear la necesidad del consenso en puntos que es muy difícil no coincidir" y al mismo tiempo advirtió: "Creo que no hay un dirigente que no haya hablado de la necesidad de un Pacto de la Moncloa argentino y creo que este es un punto de partida muy fuerte desde lo simbólico, que esperemos después se vea reflejado en resultados tangibles". 

Llaryora -tarde- quiso despegarse del circo libertario: "No es un apoyo al Gobierno, es un apoyo para que a la Argentina le vaya bien (...) así que lo que esperamos ahora es que comiencen a gestionar". Envalentonado por las declaraciones se animó -tibiamente- a cuestionar el rumbo argentino liderado por Milei y sus secuaces: "Hoy los gobiernos provinciales, todos, le estamos dando una mano al Gobierno nacional porque claramente a los recortes que el Gobierno nos ha hecho los hemos suplido con recursos propios", dijo tímidamente y le sacó en cara los gastos que el Ejecutivo no brinda a los sectores de las trabajadoras de la educación: "El incentivo docente nosotros lo estamos pagando, nos mandan 0 pesos de la caja de jubilaciones y los jubilados provinciales siguen cobrando, pero esto es insostenible en el tiempo", dijo el cordobés con la cola entre las patas.

Martín Llaryora
Martín Llaryora

Llaryora no pudo consigo mismo y siguió respaldando al gobierno: "Entonces naturalmente va a haber que buscarle una solución, pero hoy los gobiernos provinciales al igual que todos los argentinos están ayudando a que el Gobierno nacional pueda bajar la inflación, encaminarse en un plan de estabilización macroeconómica y yo creo que hay que acelerar la agenda en todo lo relacionado a la producción, el trabajo y el empleo", ¿podrá el gobierno libertario?. 

Sáenz fue mucho más caudillo que el patagónico y que el cordobés. De hecho, consultado en su llegada a Tucumán, por no seguir el dresscode "todos de negro", el salteño expresó enojado: "A mí nadie me dice cómo me tengo que vestir". De poncho para entregar el país nomás. ¿Qué diría Güemes?

Gustavo Sáenz, gobernador salteño se quedó dormido en medio de la alocución de Milei
Gustavo Sáenz, gobernador salteño se quedó dormido en medio de la alocución de Milei

Sáenz se volvió viral y no por una buena causa: se quedó dormido en medio de la alocución presidencial de Milei. Ahora, montó una trinchera en la que piensa resguardarse: el pueblo salteño; en esta línea el norteño expresó: "Yo celebro muchísimo que hayamos podido juntarnos" pero al mismo tiempo aclaró con tono de amenaza/advertencia: "Los que estuvimos ahí presentes le hemos dado las herramientas, siempre y cuando, las decisiones que tome el Gobierno no afecte al pueblo de Salta. Si afectan al pueblo de Salta, no encontrarán a ningún gobernador que acompañe ninguna ley".