Ciudad vigilada: volvió el Orwell libertario

El gobierno apuesta por la instalación de carteles y una línea telefónica para denunciar extorsiones. Aun cuando lleva adelante el ajuste más "brutal de la historia de la humanidad" cree que "no hay razones para parar". Aprietes y escuadrón de vigilantes para controlar quiénes adhieren.

9 Mayo de 2024
A pesar de los aprietes y extorsiones, la calle está vacía
A pesar de los aprietes y extorsiones, la calle está vacía LQC

El algoritmo de Yrigoyen, disparado desde  Casa Rosada, niega las razones del segundo paro general de la CGT y busca instalar que los "argentinos de bien" quieren trabajar pero no los dejan.  Para eso impulsa la línea 134, un canal donde quienes "son obligados" a adherirse a la  protesta pueden recurrir.

Orwell y la cartelería, esta vez en Constitución
Orwell y la cartelería, esta vez en Constitución


El 134 fue uno de los anuncios que nutrió el protocolo "antipiquete" anunciado el 20 de diciembre último. Es publicitado en la cartelería electrónica de las terminales ferroviarias y en la aplicación MI ARGENTINA. No hay forma de no verlo, es la Ciudad Vigilada.

Milei subió esta imagen retocada digitalmente
Milei subió esta imagen retocada digitalmente


"¡ARRANCÓ LA MAFIA! No dejemos que rompan todo lo que estamos logrando. Nosotros vamos a cuidar a todos los que vayan a trabajar. Llamá al 134 y denunciá." Agita Patricia Bullrich desde la red social X, y luego se apersonó en la terminal de trenes de Constitución para enunciar una advertencia poco clara: "Vamos a descontar el día a las empresas que no presten su servicio", información que abundó en detalles. Eso sí, el ministro de Transporte, Franco Mogetta, se sumó a la diatriba de la ministra de Seguridad. 

A su vez, el presidente Javier Milei publicó una imagen, alterada de manera digital, donde se lo puede ver con una remera azul con la inscripción "Yo no paro". La foto, en realidad, es la que se sacó Milei durante su breve encuentro con Gianni Infantino, presidente de la FIFA, en Estados Unidos. La camiseta original tiene el nombre del líder libertario y el número 10.

El Ministerio de Seguridad se suma a la campaña
El Ministerio de Seguridad se suma a la campaña

Patricia Bullrich denunció que tiraron clavos miguelitos a colectivos que decidieron salir a trabajar. Desde la CNRT organizaron un escuadrón de vigilantes que salió a relevar qué líneas pararon y cuáles siguieron trabajando. Las redes del Ministerio de Seguridad se suman. El bombardeo es total. Como adelantó George Orwell en "1984", en una ficción que cada vez más se asemeja a la realidad.